Revista Alta Gama

Un recorrido por el norte argentino

Jujuy, Salta y Tucumán, una opción para viajar y descubrir los maravillosos paisajes que tenemos dentro del país. Para escapar del frío que sacude a nuestra provincia en invierno, cientos de turistas se refugian en los maravillosos paisajes norteños. Jujuy, Salta y Tucumán ofrecen un recorrido por quebradas, valles y selvas que, sumados a la calidez de su gente, nos harán vivir una estadía inolvidable.

Jujuy

Jujuy se divide en cuatro regiones que, por sus características geográficas y culturales, que brindan a los visitantes la posibilidad de vivir cuatro experiencias únicas y distintas en una sola provincia.

En primer lugar se encuentra la Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO. Esta tierra es rica en historia y tradiciones, muchas de las cuales se remontan a los tiempos precolombinos. Quienes la recorran podrán disfrutar de sus coloridas fiestas, sus exquisitos vinos y comidas y adquirir tejidos hechos con finísimas lanas de llama.

Persisten en la zona costumbres prehispánicas importantes como las celebraciones comunitarias donde participa todo el pueblo: fiestas patronales, misachicos, culto devoto a los difuntos, pesebres vivientes, Semana Santa como así también el culto a la Pachamama.

En segundo lugar, se alza La Puna, con sus desolados y espectaculares paisajes que recuerdan la superficie lunar e incluyen inmensos salares.

La tercera región es la dominada por los Valles, estos parajes son un atractivo constante para el viajero, la vegetación exuberante y el río cristalino con múltiples remansos, atraen a centenares de personas que llegan para acampar y disfrutar de las lagunas y dique.

En este sector, fiel testigo del pasado histórico de Jujuy, se pueden visitar museos, con testimonios y reliquias de un singular valor histórico y cultural.

Por último, encontraremos las Yungas que son selvas de altura, que con una red de picadas y cursos de arroyos temporarios ofrecen accesos a quienes quieran internarse y desde los oscuros senderos para vivir la naturaleza.

Ciudades que no hay que perderse

*Purmamarca

Esta pequeña población al pie del imponente Cerro de los Siete Colores, es de origen prehispánico y ha sido declarada Sitio Histórico Nacional. Su pintoresco trazado urbano fue realizado en torno a su iglesia principal y en sus alrededores se ha instalado una feria donde se ofrecen productos típicos.

En esta ciudad se pueden visitar el pequeño Cabildo y la Iglesia en cuyo interior se encuentran ornamentos y pinturas antiguas realizadas por indígenas.

*Tilcara

Es llamada así por el nombre de la tribu que la habitaba. Sus casas se destacan por ser de adobe, amasadas de tierra y paja. Es un centro turístico de excursión y en temporada alta, asume un rol de centro de estadía y veraneo del turismo nacional. Cuenta además de los museos, con centros artesanales, restaurantes, confiterías, servicio mecánico y establecimientos hoteleros para albergar a los visitantes.

Se la denomina Capital Arqueológica de la provincia debido a que cuenta con el Pucará, su atracción principal, sitio arqueológico considerado como el más importante de las antiguas poblaciones de la región.

*Humahuaca

Es el poblado más grande y autóctono de la Quebrada de Humahuaca. Su característica principal son las callecitas empedradas alumbradas por faroles de hierro forjado. Su aspecto del pueblo evoca los tiempos de la colonia, y las paredes de gran parte de las casas son de adobe.

El Museo Folclórico Regional es un espejo de la idiosincrasia y las costumbres de la región, con una muestra donde sobresalen la colección de instrumentos musicales y los disfraces del famoso Carnaval de Humahuaca.

Tucumán

El “Jardín de la República” como se lo conoce, es sinónimo de historia e independencia. Siendo la provincia más pequeña del país, se ha convertido en una de las más importantes por su naturaleza y cultura con fuerte influjos prehispánicos.

Sus variados y bellos paisajes, su excelente clima durante el otoño y el invierno, la hacen una excelente opción para los viajeros que buscan deleitar sus ojos y encontrar cálida paz.

Tucumán posee gran cantidad de áreas naturales protegidas y aún (aunque reducidas) zonas de selva y bosque montano prácticamente vírgenes.

Paseos recomendados

Desde su esencia autóctona y empapada de historia, esta provincia ofrece un abanico variado de posibilidades a la hora de visitarla.

*San Miguel de Tucumán: La ciudad es apacible y tranquila; el mayor movimiento se da por la mañana o por la tarde dado que también practican nuestra típica siesta, horario en que las calles quedan prácticamente vacías y los negocios cierran. Sin embargo, durante las noches el espíritu provinciano se puede sentir en bares, teatros, restaurantes y shopings que de lunes a lunes abren sus puertas hasta después de la media noche.

*Circuito Las Yungas: Un recorrido que invita a sumergirse en paisajes de ensueño y que implicará para el turista un deleite para los ojos, para el alma y para el cuerpo. El circuito de Las Yungas, ubicado en la zona norte de la provincia, es uno de los preferidos de los visitantes puesto que encierra localidades y sitios en los que el jardín de la República se hace palpable con sólo observar los caminos de la selva, los cerros y el verde en todas sus tonalidades. Recorrerlo no es complicado y todos los puntos que se visitan se encuentran muy cerca de la ciudad.

*Valles Calchaquíes: Historia, arte, mitos y costumbres en un escenario que parece tallado por una mano divina. Ubicado a lo largo de la ruta 307, ss el recorrido por excelencia de Tucumán, todo visitante queda impactado por la belleza de los Valles, que además de guardar el tesoro de la historia de nuestra raíces, cuenta con un clima perfecto para recorrerlo.

*Tafí del Valle: Esta magnífica ciudad se encuentra en el Valle de Tafí, paraje que separa las elevadas cordilleras de las Sierras del Aconquija al sur y las Cumbres Calchaquíes al norte. Sus paisajes son únicos ya que posee el valle más grande del mundo con una altura de 2.000 metros. Además cuenta con monumentos de de indudable valor histórico como la capilla jesuítica de 1718), vestigios de asentamientos indígenas precolombinos y cascos de estancias centenarios.

*Valles de Choromoro: Otro de los recomendados es el paseo por los Valles de Choromoro, en el que el visitante se sentirá rodeado de cerros, ríos y parajes intermontanos con clima moderado. A caballo, a pie o en bicicleta, el visitante viajará por senderos hacia puntos panorámicos con excelentes vistas de sus paisajes, como así también las huellas del pasado precolombino.

Salta

Conocida como “La linda”, esta provincia argentina asombra al viajero por su heterogeneidad geográfica, cultural y una fuerte tradición.

Su territorio abarca todo tipo de paisajes: desde la aridez del desierto puneño al oeste hasta el verde exuberante de la selva al este, pasando por valles y quebradas pronunciadas en el centro de la Provincia.

Salta se halla en uno de los sitios más fértiles y agradables que formó la naturaleza en esta región, a unos 1187 metros al pie de los cerros 20 de Febrero y San Bernardo.

La arquitectura hispánica de su capital la destaca del resto de las ciudades del país. Sus casas, calles, centenarios monumentos y veredas angostas enmarcadas en montañas circundantes poseen el espíritu colonial del momento de su fundación.

El circuito turístico de Salta se compone de un paseo por sus múltiples estatuas, por las iglesias San Francisco o la Catedral y por sus interesantes museos histórico y antropológico.

Un paso por esta provincia implicará sin duda alguna la degustación de las deliciosas empanadas salteñas de renombre mundial.

Atractivos imperdibles

*Cafayate

Esta localidad está situada al sudoeste de Salta. Es una ciudad turística muy importante y famosa por sus viñedos, bodegas y excelentes vinos (se cultiva el torrontes). Los atractivos de este pueblo son tanto culturales como naturales, cuenta con un museo arqueológico, paseo de los artesanos frente a la plaza, gastronomía regional, festivales de música folclórica, maravillas naturales como La Quebrada de las Conchas o Quebrada de Cafayate, Las Siete Cascadas del Río Colorado, Los Médanos, El Mirador, El Molino de Piedra, Yacochuya, entre otros. Un lugar donde al visitante siempre le faltarán días para conocerlo completo.

*Salinas grandes

En la zona limítrofe de esta provincia y Jujuy, se extiende un reconocido salar con un área de 212 km² extendido latitudinalmente. Las Salinas Grandes datan de un extenso periodo ubicado temporalmente entre 5 y 10 millones de años atrás. En tal extendido plazo la cuenca de este salar se cubrió de aguas con gran cantidad de sales provenientes de la actividad volcánica, la evaporación paulatina de tales aguas saladas continentales dio origen a este salar que posee una costra cuyo espesor promedio es de 30 centímetros.

El tren delas nubes

El tren de las nubes es uno de los recorridos más altos del mundo y asciende a 4.200 metros. Este ferrocarril atraviesa vertiginosas montañas de la Cordillera de los Andes entre paisajes espectaculares. Parte de la ciudad de Salta, atraviesa el valle de Lerma, para introducirse en la Quebrada del Toro y llegar hasta la Puna.

La cantidad de rulos, viaductos, túneles y otras sinuosidades que recorre el tren se debe a que el autor del proyecto, el ingeniero estadounidense Richard Maury, tomó partido teniendo en cuenta el principio de adherencia de las ruedas del tren a las vías y por las leyes de la física, desechando el sistema mecánico de cremallera comúnmente usado para que las formaciones ferroviarias puedan trepar con solvencia las alturas. No utiliza ruedas dentadas, ni siquiera para las partes más empinadas de la subida, porque las vías están dispuestas de una manera peculiar circulando por un sistema de zigzags y espirales.

Start typing and press Enter to search