Ricardo Celma

Ricardo Celma, nació en Buenos Aires en 1975, su vocación surge a temprana edad, con tan solo 5 años ya comenzaba a aprender del oficio en un taller plástico; luego continua su formación asistiendo a los talleres de grandes maestros de nuestro arte.

IMG_1428-1-web---copia
Por medio de sus creaciones juega con elementos clásicos y contemporáneos, introduciéndonos en una dimensión donde se difuminan las fronteras que consciente e inconscientemente va creando.

En sus últimas pinturas podemos identificar una mística nacional a través de una mixtura de diversos personajes de nuestra cultura, trabajados con una técnica clásica, pero siempre desde un lugar mágico.

Celma es un apasionado de lo que hace, estudia y analiza cada una de sus pinceladas, se pasa semanas o meses analizando la composición de la misma.
Mezcla el barroco con el gótico tardío, la mitología griega, los indios Ranqueles, los grandes pintores de la pintura francesa y de nuestro querido arte.

Su obra fue expuesta en prestigiosas ferias internacionales y museos de: New York, Taipei, Shangai, Tokio, Holanda, México y Uruguay, también ha sido invitado por la Cancillería Argentina a representar el país en las más importantes instituciones de Brasil y Panamá.
Colección Alvear de Zurbarán exhibe sus últimas creaciones, entre las que se destacan “La Cautiva”, “La Virgen de Luján”, “La Virgen de San Nicolás”, y el “Río de la Plata”, a su vez rinde homenaje a grandes maestros de nuestra pintura, como Benito Quinquela Martín, Eduardo Sívori, Cesareo Bernaldo de Quirós y Ernesto De la Cárcova.
Cautiva-lunar

Desde hace un tiempo que el artista pretende representar su lugar de origen por medio de sus creaciones, allí surge la serie de homenajes a reconocidos personajes como Benito Quinquela Martin, Ernesto De la Cárcova, Cesáreo Bernaldo de Quirós y Eduardo Sívori, como así también parte de nuestra cultura a través de leyendas mitológicas.
En esta oportunidad rinde homenaje a grandes maestros de nuestro arte por medio de la figura de los artistas antes mencionados. Artistas que admira, no solo desde el punto de vista artístico y sino también desde su persona.
Ceibo
Dentro de una extensa lista de artistas que podría haber homenajeado selecciono a cuatro personajes que según él fueron una especie de bisagra en ciertos aspectos de nuestra pintura.
Cada una de estos homenajes no pretenden ser un retrato y nada más, sino que utiliza la misma para destacar lo que significó.
En el caso de Eduardo Sívori, se puede ver de fondo la imagen de la obra “El Despertar de la Criada”, obra que se exhibe en el museo Nacional de Bellas Artes y que la misma fue uno de los puntapié en hacer una pintura social, delante de la misma se lo puede ver a De la Cárcova pintando con un pincel que emana una llama, como indicándonos que encendió una llama para nuestro arte y para las futuras pinturas.
En el homenaje que se exhibe sobre De la Cárcova, se puede ver la obra “Sin Pan y sin Trabajo”, una de sus obras más importantes, y junto a la misma Ricardo Celma decidió agregar una casa que representa el fuerte compromiso que este tuvo para con la educación, siendo el impulsor y creador de la Escuela Superior de Bellas Artes, Escuela que hasta la fecha sigue existiendo y utilizando el mismo edificio que este artista diseño.
Homenaje-a-De-La-Cárcova
Quinquela Martín quizás sea el artista más generoso de nuestro arte, una persona que se preocupó porque todos tengan todo lo que a él le faltó. Creó una escuela, donó un lactario y más. Soñó para el Barrio de la boca la grandeza, plasmándolo en cada una de sus pinturas. Por este motivo, es que la figura de Quinquela Martin está sumergido en la misma agua que pintó, como haciendo referencia a que todos sus sueños que tuvo para el barrio de La Boca se están haciendo realidad.
Quirós, reflejo la vida del gaucho y creó una de las series más imponentes que se haya desarrollado en nuestra pintura, la serie de “Los Gauchos”, es por ellos que podemos ver a la figura de Quirós en primer plano con una lanza en su mano, en representación de toda esa fuerza y garra del gaucho argentino.

Mujer-Floral-2
Biografía
Ricardo Celma, nace en Buenos Aires en 1975, su vocación artística surge inmediatamente, así a los 5 años ya concurría a un taller de plástica, y lo hizo ininterrumpidamente por 20 años, fue alumno de Susana Mármol (1981- 1982), Marcelo Plaza (1982-1983), José Alberto Marchi (1983-1985, 1990-1991), Claudio Barragán (1985-1986, 1989), Julio Barragán (1989), Carlos Fels (1991-1992), Alejandro Boim (1997, Beca de estudios de la Escuela. Nacional Bellas Artes.

Realizó además conferencias y cursos breves con personalidades como Kenneth Kemble, Pérez Celis, Ricardo Carpani, Jorge Abot, Dalmiro Sáenz, R. Crosatto, y en diferentes viajes se conectó con los talleres de Alessandro Kokosinsky (Roma), Antonio López (Madrid), Waldo Saavedra (Cuba), Raúl Anguiano (Guadalajara).

Realizó sus estudios universitarios en el Instituto Universitario Nacional de Arte. I.U.N.A. (2000-2002). El título obtenido fue el de Licenciado en Artes Visuales, con un 10 como puntaje final de su tesis.

Cursó estudios terciarios en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. (1994-1998), donde obtuvo el título de Profesor Nacional de Pintura con un 10 como promedio de la especialidad pintura.

Agradecimiento: Galeria Zurbaran