Plantas autóctonas

Estas plantas autóctonas, son parte de nuestro patrimonio natural, cultural e histórico. A través de diferentes actividades, se debería fomentar, el cultivo de ellas en los jardines, veredas y espacios públicos. De esa forma, estaríamos dando refugio y comida a animales que también son nativos.

Su cuidado

No requiere un cuidado específico y su riego es escaso. Es una planta que se usa habitualmente para aspectos medicinales como ser antiinflamatorio, como combustible y además, posee una sustancia antioxidante de grasas y aceites

De manera ornamental, en jardinería es muy buscada por su brillo de follaje, rusticidad y el color de sus flores.

•Prosopis Chilensis

Conocido como Algarrobo blanco, se origina en Argentina, Chile y Brasil. Se desarrolla en sitios con napa freática entre 1015 mts, de profundidad, a la vera de los ríos y aguadas. Se presenta en suelos anegadizos a ripiosos.

Su porte de Árbol le da una presencia única, con crecimiento lento a medio y una exposición a pleno sol. Sus ramas oscuras muy robustas, con espinas de 10 a 1 cm con tronco corto y su follaje se presentan de un color verde claro al inicio de la primavera y luego más oscuro, más tenue. Sus flores son perfectas de color amarillas con frutos de vaina carnosa, achatada, amarilla con manchas violáceas.

Su riego es escaso a casi nulo en ejemplares adultos, salvo en verano y su poda es de formación y limpieza, con fueste a más de 2 mts. Para evitar daños por espinas.

Usos y más…

Es el árbol por excelencia de Argentina. Llamado Taco o Tacú en quechua, proporciona de sus frutos alimentos como el arrope, la añapa, etc. De madera de muy buena calidad para muebles y herramientas.

Por otro lado, en jardinería es de gran porte y para forestación sirve para bordes de cauces de agua y rutas. Además sus hojas verdes, levemente amargas, harinosas y poco crocante, que le dan una buena imagen. Esta especie, se encuentra en lugares de agua subterránea a la cual se accede con sus raíces larguísimas que pueden explorar hasta 20mts. de profundidad.

Poda y riego: como cuidarlo

Su cuidado debe ser en forma moderada de mucha limpieza con un riego escaso a nulo, sobre todo en ejemplares adultos.

Su nombre se debe a la goma que se obtiene del árbol, excelente para pegar. Su madera, por otro lado, no sirve como leña, aspecto importante para tener en cuenta. Pero si es excelente para ornamentar por su floración y color verde del tronco y sus ramas.

Es invasora y puede colocarse en lugares abiertos sin ningún tipo de problemas. Su floración se hace notar especialmente en el mes de Noviembre

•Larrea Cuneifolia

Conocida comúnmente como Jarilla, se encuentra en nuestro territorio argentino y se extiende desde Salta a Chubut.

La podemos encontrar en el piedemonte a partir de los 750 y hasta los 1.200 mts de altura; y aún más. Es una planta que tiene alta resistencia al frío, a la sequía y al viento. Habita suelos areno-ripiosos hasta arcilloso pesados.

Es un arbusto resinoso que esta expuesto al sol y tiene un crecimiento lento. Además, sus ramas y hojas son pubescentes; y es de color pardo y de textura rugosa.

Su follaje se caracteriza por unas hojas opuestas bifoliadas, con foliolos soldados hasta el tercio superior, con forma de cuña en el exterior y brillantes. Sus flores son amarillas, grandes y de estambres rojizos, con frutos en forma de copitos blancos.

cactus

Su mantenimiento:

Con respecto a su poda, este tipo de plantas, no requiere una poda ornamental. Sólo se realiza para recolectar material para uso culinario o medicinal. Su riego es casi nulo, ya que soporta temperaturas muy diferentes y debe ubicarse a pleno sol.

Sus Usos

El Tomillo, se usa por sus propiedades medicinales suministrándolo de manera uniforme o agregándole al mate como remedio en afecciones gastrointestinales. También se puede utilizar como condimento por su excelente aroma. Además, el Tomillo, posee un alto contenido en Timol.

Se puede ornamentar con él para bordadura o jardines de aromáticas. Es una planta diferente que por la belleza de sus flores adornan nuestro jardín permitiendo, del mismo modo, su uso particular y casero.

•Cercicium Australe

Su nombre vulgar y más conocido, es Chañar Brea. Su origen esta dado en la ciudad de Mendoza, más específicamente en las localidades de Las Heras, Maipú, Lujan de Cuyo, Santa Rosa y San Rafael.

Son plantas que necesitan pleno sol y resisten perfectamente las heladas, el viento y la sequía. Por eso habitan suelos pobres, secos y pedregosos.

Tiene un porte medio y son arbustos simpáticos con un tronco corto de color verde-limón, ramas gruesas y largas con espinas. No así su follaje que es insignificante y casi ausente. Presenta un color amarillo casi anaranjado sumamente perfumada. Y su fruto se caracteriza por ser de vaina marrón oscuro con semillas en su interior castaños verdosas.

Algunas de ellas…

•Acantholippia Seriphioides.

Comúnmente se la conoce como Tomillo y su hábitat lo encontramos, por supuesto, en nuestra provincia y además en la Patagonia. Este tipo de planta se adapta a todo tipo de suelo, especialmente en suelos arenosos y ripiosos.

Proveniente de la familia de las Verbenáceas, son arbustos de un porte bajo que dan una belleza y actitud a cualquier lugar donde se decida colocarla.

Por otro lado, su ramaje, es de ramas cortas y rígidas espinescentes, siendo su follaje, compuesto por hojas diminutas, de color verde claro, además de poseer flores pequeñas, de color blanco.

Mendoza, es una provincia que cuenta con gran cantidad de plantas autóctonas. Ellas, son utilizadas para adornar nuestro jardín o algún otro espacio que se desee parquizar.

Entendemos por autóctono el ambiente que nos rodea, el entorno donde vivimos. Por tanto, cuando nos referimos a las plantas autóctonas, señalamos a la flora nativa que se produce naturalmente y se desarrolla en nuestro alrededor, la que vemos todos los días.

Existen más de 2.000 especies y variedades de plantas que pocos habitantes conocen o siquiera le han prestado atención. Sorprende que tal cantidad y variedad de plantas sean tan poco conocidas, y mucho menos utilizadas para la parquización de espacios libres; se prefieren las variedades exóticas, que no pertenecen a nuestro entorno, aún con las limitaciones y problemas que implica su desarrollo y mantenimiento.

A los efectos de un ordenamiento de las distintas especies, podemos clasificarlas en:

•Arboles, tales como las acacias, el aguaribay, chañar y algarrobos, entre otros.

•Arbustivas, las jarillas, el tomillo, olivillo, chañar brea, zampas, etc.

•Herbáceas, coirones, trichloris, etc.

A través de esta calificación, Revista Alta Gama te presenta las principales características de alguna de estas especies. Todas con un estilo propio y una belleza exótica diferente.

Existen muchas más plantas y arbusto o flores autóctonas, que llevan un gran proceso de cultivo y que no todos los mendocinos conocemos.

Estas plantas autóctonas, son parte de nuestro patrimonio natural, cultural e histórico.

Debería fomentarse el cultivo de ellas en jardines, veredas y espacios públicos.

Agradecimientos:

Dr. Fernando J. Simón.
Jardín Nativo