Javier Lopez, el artesano del sonido.

El luthier mendocino que traspasó las fronteras con sus instrumentos, llegando a mano de reconocidos músicos locales, nacionales e internacionales.

javier-lopez-revista-alta-g

Javier López es uno de los luthiers más reconocidos y destacado del país, nos recibió en su taller para contarnos sobre su vida y su maravilloso trabajo totalmente artesanal, que eligen músicos rock hasta folclore por la increíble calidad y belleza de sus instrumentos.
Contanos como fueron tus inicios, como luthier.

javier-lopez-5

Mi padre era carpintero, me la pasaba jugando todo el día en la carpintería, me crie en el taller viendo como trabajaba entre maderas y maquinarias, de chico estuve familiarizado con las maderas y siempre me gustó el hecho de poder trabajar los materiales que hoy utilizo para hacer instrumentos.
A los 18 años me regalaron una guitarra y comencé aprender sobre el instrumento, eso me hizo iniciarme en la música, después me compre una guitarra eléctrica a la cual le hice unas modificaciones, a partir de allí fabriqué partes de la guitarra, hice un mástil, un cuerpo, y desde ese momento no paré más.

javier-lopez-bajo

El autodidacta

Hace unos 30 años atrás cuando inicié, era muy difícil poder aprender solo, no había lugares ni personas que te quisieran enseñar, costaba mucho conseguir información, los luthiers en ese entonces eran muy celosos de sus conocimientos, y no existía internet.
Ahora es más accesible el poder alcanzar y aprender algunas técnicas que se comparten en internet, y los luthiers también son más abiertos, actualmente con muchos colegas compartimos técnicas y conocimientos.
Por mi cuenta fui desarrollando técnicas para la construcción de instrumentos que son muy personales, y que se diferencian un poco de otras técnicas que luego conocí, por medio de otros colegas, y que en realidad llegan al mismo objetivo final, pero que le dan el toque distintivo de cada uno.

javier-lopez-4

¿Cómo te hiciste conocer en Buenos Aires?

Una casa de música de Bs. As. me encargó un bajo de 7 cuerdas, hace más de 20 años atrás, cuando no existían y les gustó mucho mi trabajo, luego comenzaron a vender mis instrumentos lo cual me dio a conocer bastante en el ambiente y llegar a músicos como Charly García, Fernando Nalé el bajista de Cerati, los Illia Kuryaki, Pablo Sánchez el Bajista de Soledad, Guillespi, Ricardo Iorio, entre otros reconocidos de trayectoria nacional.
Gerardo Lucero, Guillermo Becerra, Mariano Henríquez, Oscar Puebla, Marcos Vera, Federico Chavero, Anuar Mazsur, José Ranalli, Flavio Patiño, Leo Mut, Yago Agüero, Flavio Barrientos, Sebastián Kusselman, Diego Álvarez, Pipi Morgui, Cristian Vargas, Agustín Soler, Andrés Cecarelli, Luis Cotiquelli, Erni Vidal, forman parte de una larga lista de músicos que tienen un Javier López en su colección.

javier-lopez-2

¿Cuál es el instrumento más raro que te han pedido que fabriques?

La verdad que fueron muchos pedidos raros, una ves me encargaron una guitarra acústica que tenía una especie de “arpa” de 6 cuerdas que cruzaban por debajo de las cuerdas de la guitarra acústica, era un diseño que ya existía pero muy poco común. Un bajo 7 cuerdas que hice hace 20 años cuando no existían, me lo pidieron de una casa de música de Buenos Aires. También tengo un bajo de 2 cuerdas que lo utilizo con una de las bandas donde toco actualmente.

 

¿Actualmente en que proyectos estas trabajando?

Estoy fabricando guitarras de jazz con caja acústica, son modelos más difíciles de realizar por los diferentes tipos de terminaciones, cortes, diseños y maderas, insumen más tiempo en su realización. También estoy fabricando contrabajos junto con otro luthier mendocino Pipo Gorosito.

¿Te acordas o llevas un registro de cuantos instrumentos has realizado?

Incluyendo todos entre bajos eléctricos y acústicos, guitarras eléctricas, acústicas, contrabajos, son más de 900, que para ser fabricados por una sola persona de manera artesanal, es una cantidad importante. Hay fábricas de guitarras de muy buena calidad como Taylor, que tienen un buen control de calidad y fabrican 1000 guitarras en un mes, son procesos de fabricación en serie, en mi caso por más que quiera hacer una guitarra igual que otra siempre van a tener algo que las diferencie, que sea única.

Sabemos que esta es tu actividad principal y que hace años que vivís de ella. ¿Cuantas horas le dedicas por día?

Estoy unas 10 horas por día, de lunes a sábado, y también algunos domingos. Últimamente estoy probando e investigando, utilizando distintos tipos de maderas, buscando los troncos y realizando los cortes, para la lutheria no se puede usar cualquier madera, tiene que ser una madera específica y cortada de una manera especial para aprovechar las propiedades de cada madera que son muy diferentes entre sí, y eso me demanda también mucho tiempo.

javier-lopez-3