Frutos Rojos, como cultivarlos en tu hogar

Los frutos rojos o frutos del bosque, como grosellas, moras, frambuesas o arándanos, son muy utilizados en las preparaciones más delicadas de la cocina de todo el mundo. Sin embargo, cultivarlas en casa no es tan difícil como crees.

A pesar de su origen silvestre, para plantar estos frutales no necesitarás tener un jardín, ya que pueden crecer en contenedores o macetas en tu balcón o terraza. Al cultivarlas tú mismo estarás ahorrando dinero y generando una fuente orgánica y deliciosa de frutas para incorporar todos los días a las comidas que más te gusten.
Estos frutos son ricos en vitamina C y fibra, además de estar entre los más ricos en antioxidantes naturales, por lo que tienen la capacidad de bloquear la acción de los “radicales libres“, que son las sustancias que provocan el daño de las células y están vinculados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, ciertos tipos de cáncer y algunos trastornos degenerativos.
Los frutos rojos, por su delicado sabor, pueden consumirse crudos, en batidos, jugos, postres, tartas dulces, salsas.
La mayoría de las especies de frutos rojos crecen mejor en lugares soleados, resguardadas del viento y las bajas temperaturas. Todas ellas, a excepción de la fresa, son arbustos y necesitan de una base húmeda. Sin embargo, cada variedad tiene cuidados particulares que deberás tener en cuenta para disfrutar de sus frutos.

En esta nota te dejamos algunos consejos para comenzar a cultivarlas en tu propio hogar.

arandanos-alta-gama
Arándanos

El arándano proviene de un arbusto pequeño y denso, de crecimiento lento, que puede alcanzar un metro de altura.
Es recomendable plantarlo en inverno, precisa un suelo ácido y resiste el frío, pero el viento y el calor extremo pueden dañarlo. Sus frutos son dulces y de color negro azulado, y poseen muchos beneficios para la salud.
Los arándanos tienen raíces superficiales y, para cultivarlos en macetas, se recomienda usar una mezcla de una parte de corteza picada de pino y una parte de musgo. Con ellos puedes preparar un cheesecake con lima, un tiramisú, un smoothie.

9516893460_b58102700d_k
Frambuesas

La frambuesa es el fruto de un arbusto que se cultiva fácilmente en macetas, resiste las bajas temperaturas e incluso el calor. Precisa alrededor de dos años para dar frutos, un suelo suelto y con un drenaje correcto, protección del viento y también del exceso de lluvia.

moras-alta-gama
Moras y grosellas rojas

La grosella roja proviene de un arbusto que puede alcanzar los dos metros de altura. Sus bayas son de color rojo intenso. Precisa un sustrato ácido, fresco, luz plena (excepto en lugares muy cálidos, donde necesitará estar a la media sombra) y protección del viento.
Por otro lado, las moras son el fruto de un arbusto de la familia de los rosales, cuyos frutos se recolectan a fin de la primavera y mediados del verano. Necesitan sol pleno, suelo húmedo y riegos frecuentes.

Recomendaciones generales al momento de cultivar frutos rojos en el hogar

macetafranbuesa
– Elige un contenedor amplio y profundo.
– Mantén la tierra húmeda y con un correcto drenaje.
– Acolchona la base de la planta con corteza de pino o paja.
– Protege las plantas del sol directo.
– Riega abundantemente cuando florecen y dan frutos, y disminuye luego.
– Recolecta los frutos a mano, según la madurez, el color y el tamaño.
– Conserva las bayas en el refrigerador, procurando escoger un recipiente ventilado.
Conservación óptima de los frutos rojos
Lo ideal es adquirir este grupo de frutas cuando están en un grado de madurez iniciado o, si el consumo ha de ser inmediato, incluso avanzado. Debes guardarlas en el frigorífico, o mantenerlas alejadas del calor y la luz, ya que son sus dos principales enemigos.
En general, no resulta conveniente despojarlas de su tallo hasta que las vayas a trocear para su consumo. También es recomendable no partirlas con mucha antelación.
El lavado previo a su consumo ha de realizarse de manera minuciosa, pero siempre con agua fría y con el fruto entero, para evitar que ciertos componentes se pierdan en el agua. Además, no es buena idea dejarlas en remojo, porque las pérdidas nutritivas son mucho mayores.

Receta con frutos rojos

Mermelada casera de frutos del bosque, una buena opción para disfrutar de estas frutas. Esta mermelada es perfecta para el desayuno o la elaboración de postres.

Ingredientes.
•1 kg de frutos del bosque (frescos o congelados)
•500 gr de azúcar
•el zumo de medio limón

mermelada-final

En una cazuela, pon los frutos del bosque con el azúcar y el zumo de limón. Déjalos macerar unas horas (Si están congelados, deben dejarse unas 6 horas).
Pasado este tiempo, pon la cazuela a fuego lento y remueve de vez en cuando. Deja cocer unos 35-40 minutos, hasta obtener una textura de mermelada.
Si quieres una textura más fina, puedes triturar la mermelada con la batidora o el pasapurés.
Pon la mermelada caliente en tarros de cristal previamente esterilizados y ciérralos bien.
Para hacer el vacío, introduce los tarros de mermelada en una cazuela con agua hirviendo durante 30 minutos. Otra opción es darles la vuelta y mantenerlos así unas 24 horas. De este modo, la mermelada se conservará perfectamente durante unos meses.

Espesar la mermelada:

Si te gusta la mermelada más espesa, puedes añadir a la cocción media manzana rallada en trozos muy pequeños. En este caso, el tiempo de cocción puede reducirse, ya que espesará antes debido a la pectina que contiene la manzana.

Lee esta nota tal cual como salió impresa haciendo clic sobre la tapa
Cubierta-60-web