Consejos para después de usar tacos

Los tacos altos son maravillosos, hacen lucir las piernas más largas, nos dan estatura y nos hacen vernos más elegantes. Lamentable a veces pagamos un precio demasiado doloroso, para lucir regias cuando nos bajamos de nuestros “stilettos”.

Estos son algunos consejos para evitar los terribles dolores de pie sin dejar de usar zapatos de taco alto o plataformas

Medidas preventivas para el dolor de pies

  • Usa almohadillas anti-deslizantes en tus zapatos. Estas plantillas de gelatina se colocan dentro de los zapatos cerrados y sandalias para que el pie no se deslice, la gelatina también sirve de amortiguador cuando pisas. Las plantillas existen de media suela especialmente diseñadas para metatarso.
  • Antes de ponerte un zapato con taco tipo “stiletto” (taco extremadamente alto y fino), trata de caminar descalza por un buen rato, para ejercitar el pie completo. Luego encoge y estira los dedos de los pies por unos 10 minutos. Los estás preparando para las horas que van a estar unos encima de los otros dentro de un zapato estrecho.
  • Ejercicio para ayudar a los gemelos a mantener el pie empinado por el taco alto: Párate en puntas de pie descalza y por 10 minutos repite el movimiento de subir y bajar, siempre regresando a la posición inicial. Repite el movimiento por 10 minutos.

 Remedios caseros para aliviar el dolor de pies

  1. En un recipiente poné agua caliente con sal de Epson o con aceites refrescantes de eucalipto, lavanda o menta. Si no tienes ninguno de estos aceites puedes hacer una infusión de manzanilla, o menta y echarla en el agua. La sal de Epsonayuda a la inflamación y los aceites son para el relajamiento.
  2. En cualquiera de los baños calientes que uses para los pies, poné en el fondo del recipiente unas cuantas piedras pulidas de río medianas, “river rocks” (los spas las usan para masajes) y mete ambos pies. Comienza a mover los dedos y planta de pie encima de las piedras haciendo leve presión contra ellas. Este movimiento hace que las piedras sirvan de masaje relajante para los pies.
  3. Baños de agua fría y caliente. Siéntate en el borde de la bañera y abre la llave de agua fría y caliente, ve alternando el pie de una agua a la otra por 5 minutos. Haz lo mismo en el otro pie y verás cómo te ayudará a la circulación y aliviar el dolor.
  4. Acostumbra después de ducharte todos los días a darte un leve masaje en los pies con tu crema favorita. Preferiblemente que sea refrescante como el eucalipto o menta. ¡Verás cómo vas a disfrutar tus tacos altos sin la tortura del dolor!